Lo primero que necesitas saber antes de imprimir tu cómic es qué tipo de encuadernación necesitas: ¿grapa, rústica o tapa dura?

  • La encuadernación grapada es la más adecuada para obras de pocas páginas, y también es la forma más económica de imprimir tu cómic. Es la típica de las publicaciones periódica.
  • La encuadernación rústica o de tapa blanda es la ideal para cómics con bastantes páginas y te ofrece un precio más económico que la encuadernación de tapa dura. Está disponible en dos formas: rústica cosida y rústica encolada.
  • La encuadernación en tapa dura es la de mayor calidad  y la más lujosa.

Dependiendo de cómo quieras imprimir tu cómic, podrás elegir entre cualquiera de estas opciones. Además deberás considerar el tipo de papel y el tamaño. No te preocupes, te explicamos todo lo que necesitas saber a continuación:

GRAPA

En este sistema, las hojas se doblan por la mitad formando un único cuadernilo de dípticos que se grapa en el centro del pliegue (a caballete) con una o dos grapas (en función del tamaño de la publicación). Es una forma económica de encuadernar revistas, fanzines, cómics, manuales, etc. El número de páginas que se puede grapar varía en función del tipo de papel. Lo más habitual es que las publicaciones tengan entre 8 y 36 páginas ( 2 y 9 hojas grapadas). Aunque actualmente se pueden encuadernar cómics grapados de 48, 64 páginas. Todo está en función del grosor del papel que se utilice (tanto en el interior como en la cubierta).

RÚSTICA FRESADA O PUR

En esta encuadernación, la tapa consiste en una cartulina gruesa que abarca la portada, lomo y contraportada, y que se pega con cola a la tripa del libro por la parte del lomo. Las hojas del libro van cortadas y encoladas directamente a la tapa (a diferencia de la rústica cosida que te explicamos a continuación). Se trata de un tipo de encuadernación que se emplea habitualmente para los libros impresos en digital, revistas, ediciones económicas, etc. A menudo se le denomina también “encolada a la americana”, porque se empleó de forma masiva en los Estados Unidos para encuadernar ediciones de bolsillo, cómics, fotonovelas, etc. Al tratarse de un sistema económico, es el que más suelen elegir nuestros clientes online.

Las colas que se empleaban antiguamente solían perder flexibilidad con el paso de los años y las hojas se soltaban de las tapas. Hoy en día las colas y adhesivos empleados aguantan mejor el paso del tiempo, e incluso han aparecido algunas muy resistente como la cola PUR (poliuretano) que garantizan una alta durabilidad.

Es una de las maneras más asequibles de imprimir tu cómic si cuenta con un número considerable de hojas.

RÚSTICA COSIDA

También denominada “tapa blanda” o “encuadernación perfecta” (perfect binding). Al igual que la anterior, la tapa consiste en una cartulina gruesa que abarca la portada, lomo y contraportada, y que se pega con cola a la tripa del libro por la parte del lomo. Las hojas de este libro se agrupan en cuadernillos (habitualmente, de 16 páginas) que van cosidos entre sí con hilo vegetal y que son los que, posteriormente, se pegan a la tapa. Este sistema es más económico que la tapa dura y se empezó a usar masivamente a principios del siglo XX, cuando los avances técnicos permitieron aumentar las tiradas de los libros, abaratando considerablemente los gastos de producción.  En este periodo surgieron también las primeras ediciones de bolsillo, democratizando el acceso a los libros y la cultura.

Es una de las maneras más asequibles de imprimir tu cómic si este tiene un número considerable de hojas. Además, el hecho de los cuadernillos estén cosidos le aporta una durabilidad extra.

CARTONÉ O TAPA DURA

En este sistema, las hojas que conforman la tripa del libro se cubren con una tapa de cartón rígido de 2 o 3 mm de grosor. Este cartón suele estar recubierto con un papel sobre la que se imprime el título y el diseño de la cubierta. Se trata de la forma de encuadernación que mayor apariencia, solidez y resistencia proporciona al libro. También es el sistema más costoso, porque utiliza un mayor número de materiales y el proceso de manipulación implica más etapas y mayor complejidad. 

Si estás buscando imprimir tu cómic de una manera lujosa y exclusiva, no hay duda de que esta será tu opción ideal.